Scifiworld

La Cosa, o de miembros crecientes

el  Miércoles, 29 August 2018 13:24 Escrito por 

Generación de tejidos y suplantación de huesped; más real de lo que parece

La Cosa (1982) del maestro Carpenter (invitado en Sitges 2018) es una joya del cine fantástico y un despliegue sin parangón de efectos especiales de alta calidad. Todo un bofetón a todo CGI visto hasta ahora.

En esta película la suplantación de identidad adquiere una nueva visión, el alienígena asimila al huesped recreándolo perfectamente mediante la reconstrucción completa del individuo.

Las transformaciones, mezclas de seres y crecimientos de nuevos miembros vistos en esta película son espectaculares, pero no tan fantasiosas como parecen. En la naturaleza estos fenómenos se producen aunque no sean tan asombrosos, no hay que hacer taquilla.

 

Crecimiento de nuevo tejido

Las elongaciones de tejido que se ven en la película tienen un símil en la naturaleza. Ese es el hongo llamado Cordyceps, parasitario de insectos, artrópodos y arácnidos. Cuando este hongo infecta al huesped se apodera de sus tejidos y los reemplaza, haciéndoles crecer un pedúnculo el cual actúa como propagador de las esporas del hongo. En insectos se ha observado que antes de morir se dirigen a las partes más alta de las plantas para maximificar esa propagación de esporas, esto en un claro ejemplo de control por parte del hongo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comportamiento extraño

De comportamiento extraño trás la infección también se tiene el ejemplo de otro hongo, el Massospora. Este cuando infecta a las cigarras crece dentro del insecto, consume sus órganos y convierte partes de su cuerpo en un masa de esporas, produciéndole en una semana la muerte. Aunque les suceda esto los insectos siguen comportándose igual. Los investigadores creen que el hongo los droga para que no se enteren de lo que les sucede.

A parte de esto, el comportamiento se vuelve extraño; los machos se vuelven hiperactivos e hipersexuales, intentando aparearse con cualquier cosa aunque sus genitales hayan sido devorados. Este comportamiento se da para esparcir las esporas ubicadas en lo que era el cuerpo del insecto, al restregarse por los nuevos hospedadores los infecta.

 

Congelado miles de años

En un laboratorio del Instituto de Química-física y biológica de ciencia del suelo, cerca de Moscú, se han descongelado cerca de 300 gusanos congelados en el permafrost. Dos de ellos proceden del pleistoceno, uno de alrededor de 41700 años y otro de 32000 años. Después de descongelarlos estos mostraron signos de vida; se movían y alimentaban. Esto demuestra la capacidad de organismos pluricelulares de sobrevivir a la crioconservación durante miles de años, abriendo campos de investigación tanto en criomedicina como en astrobiología.

Aquí se tiene otro claro ejemplo de inspiración científica para el desarrollo de un ser extraterrestre, este toma habilidades reales que si se dieran a nuestra escala sería inquietante. Estemos tranquilos, no somos insectos.

Cristian Cárdenas

Licenciado en Química aficionado a criticar y escribir. Lector de Ciencia o Ciencia-Ficción, ¿hay algo más? La Ciencia en sus n-formas en: cardescu.es

Web o Blog: www.cardescu.es

Y además...

53.jpg

PORTADA-N100

Scifiworld #100


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

info@scifiworld.es

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..